****
Usted está en:
Portada Entrevista Juan de Dios Morales “Escobita” Mil Pedalazos de Historia

       Recomendar a

Juan de Dios Morales “Escobita” Mil Pedalazos de Historia PDF Imprimir E-mail
Escrito por Hernán Payome Villoria   



"Escobita" Morales. Foto Revista Sólo Ciclismo


Conocido cariñosamente como “escobita”, Juan de Dios Morales fue protagonista de primer orden en las competencias nacionales en la década de los años setentas. Considerado como uno de los ciclistas de mayor carisma en el ciclismo colombiano, contribuyó con sus pedalazos en la construcción del historial ciclístico de nuestro país. Revista Sólo Ciclismo dialogó con él para rememorar aquellos momentos en los que por todas las radiodifusoras se escuchaban los nombres de Pachón, Samacá, Niño, Cáceres, Siachoque, Marín y “escobita” Morales.



Revista Sólo Ciclismo: Juan de Dios, por qué “escobita”?
Juan de Dios Morales:  Bueno, en el año 1970 yo participaba en las competencias de ciclismo representando a un Club que se llamaba Ciclo América de la Liga de Cundinamarca; ese Club lo dirigía una persona que trabajaba en la Empresa Distrital de Servicios Públicos (EDIS), así que nos llevó allí para buscar patrocinio. Desde ahí corrimos como equipo de la EDIS y posteriormente alguien me puso el apodo de “escobita” por dos razones: la primera, porque cuando ganaba era usando el factor sorpresa, era como dándole un escobazo a mis rivales y, la segunda obviamente, por correr por la EDIS.

RSC: Cuéntenos un poco de su vida personal.
JDM: Nací en la vereda Barzal, provincia de Tenza en Boyacá, el diecinueve de mayo de 1949, es decir, hoy tengo sesentaiún años. A la edad de veintiocho años me casé, tengo dos hijos (una mujer y un varón).

RSC: Su hijo fue ciclista?
JDM: Inicialmente sí, pero después decidimos que lo mejor era que se dedicara a estudiar, a prepararse  académicamente.

RSC: Cómo fue su infancia y cómo apareció el ciclismo en su camino?
JDM: Mi papá era policía, obviamente una persona muy estricta; me mantuvo con la disciplina militar hasta los diez o doce años en que comencé a trabajar. Comencé como mensajero en una droguería en Bogotá, luego participé en algunas competencias y posteriormente conocí a un señor (Arturo Bastidas) quien me ayudó a ingresar al equipo EDIS.

 RSC: Cuánto mide, cuánto pesaba y qué marco usaba?
JDM. Mido 1,55 m de estatura, pesaba 52 kilos y usaba un marco número 48.

RSC: Su primera gran carrera?
JDM: Fue una Vuelta al Sur en 1969 y, posteriormente, La Vuelta de La Juventud?

RSC: Cómo era La Vuelta al Sur?
JDM: Recuerdo  un recorrido que fue Bogotá–Espinal,  Espinal–Neiva, Neiva–Garzón,  Garzón-Pitalito, Pitalito–Neiva, Neiva–Girardot y Giradot-Bogotá.

RSC: Su primer patrocinador?
JDM: Fue el señor Aristóbulo Romero de Muebles A. Romero M.

RSC: Cómo eran los chequeos de La Liga de Cundinamarca en esa época?
JDM: Se hacían chequeos muy buenos; por ejemplo, doble a Sogamoso, doble a Honda, doble a Villavicencio, doble a Girardot. Eran chequeos de dos días. Pero había de un solo día como ir a Villeta y regresar. Todo eso hacía que hubiera mucha competición, muchos participantes y, por ende, se veían los resultados. Hoy, por aquello de las concesiones de las carreteras no se hacen chequeos o se les pone muchas trabas.

RSC: Su primera Vuelta a Colombia?
JDM: Fue en 1970. Pero en ese mismo año yo había sido coequipero de Rafael Antonio Niño en la Vuelta de la Juventud. Él ganó y yo fui segundo. Corríamos por un equipo de Cundinamarca. Luego fuimos a La Vuelta a Colombia de ese mismo año que fue cuando Niño se coronó Campeón siendo Novato.

RSC: Trascendió 1970 como excelente año del ciclismo colombiano?
JDM. Indudablemente. Fue la aparición del monstruo de la década, Rafael Antonio Niño, y se producía  el Récord de la hora de Cochise, entre otros triunfos internacionales que tuvieron los ciclistas nuestros.

RSC: Cuáles son los mejores equipos en los que estuvo?
JDM: Singer, un equipo en el que estábamos Niño, Samacá, Pachón y yo. Eran equipos de cuatro unidades. Pero  como todos tenían la opción de ganar había muchas peleas internas. Luego se fue Niño, posteriormente Samacá y entraron otros. Con Lotería de Boyacá gané una etapa muy bonita llegando a Medellín por la Av. Oriental.

RSC: Háblenos de su historia en el Clásico RCN.
JDM: Yo siempre fui un ciclista muy disciplinado y me preparaba muy bien para cualquier competencia. En 1971 se corría la primera etapa Cali-Loboguerrero-Buga, y yo la gané. En 1972 también gané la primera etapa. Y en 1973, año en el que fui Campeón, también gané la primera etapa.

RSC: Estuvo muy lejos de ganar una Vuelta a Colombia?
JDM: No estuve lejos. Fui dos o tres años el favorito pero…no sé, no le echaba buena tiza al taco.

RSC: Cuál es su mejor amigo en el ciclismo?
JDM: Danilo Buitrago.

RSC: Qué es lo que más valora del ciclismo en los años setentas?
JDM: Valoro el hecho de que nos dedicábamos a competir. Era un deporte que a quien le gustaba lo practicaba al 100%; había mucho de masoquismo.

RSC: Además de los días de competencia, cuál es la diferencia básica entre un Clásico y una Vuelta?
JDM: Como ciclista no establecí  diferencias entre ellas. La preparación era igualmente responsable para correr un Clásico, una Vuelta que para estar en unos Juegos Olímpicos como tuve la oportunidad de hacerlo en 1972.

RSC: Usted tiene alguna observación en cuento al recorrido de las Vueltas a Colombia?
JDM: Realmente no. Porque la fiesta se hace con lo que haya. Y aquí en Colombia hay subida por todo lado, así que siempre habrá alta montaña en nuestras carreras.

RSC: Cuáles son los consejos técnicos que usted daría a un muchacho para que se convierta en un buen escalador, para que baje bien y haga una excelente contra reloj?
JDM. Ante todo el ciclista debe ser íntegro y disciplinado; ordenado en todo lo que tiene que ver con su vida. Entrenar a diario todo tipo de terreno. El escalador nace; no se hace. Sin embargo con un entrenamiento disciplinado puede mejorar muchísimo y llegar a superar a quienes tienen condiciones innatas para el ascenso. Para que baje bien, el mayor secreto es que jamás piense en que puede llegar a caerse. En el descenso hay que ser prudente pero nunca nervioso. Los nervios son el peor enemigo de quien desciende. En cuanto a las contra reloj no me siento autorizado para dar un consejo porque no las hice bien.

RSC: Cuál cree que debe ser la política estatal para incentivar la práctica de las diferentes disciplinas deportivas?
JDM: Yo siempre he pensado que el gobierno debería, al menos, mirar un poco hacia el lado de los muchachos, de la juventud, a todo aquel a quien le guste el deporte; no importa que sea tejo, o golosa, lo que sea. Porque es que aquí en Colombia no nos ayudan. El ciclista, el atleta, el futbolista, etc. deben hacerse a pulso porque nadie los ayuda. Los gobernantes  siempre se alistan o colaboran para salir en las fotos cuando se consiguen los triunfos.

RSC: Por qué no corrió en Europa?
JDM: Porque en esa época existía un general de la República que fue Presidente de la Federación Colombiana de Ciclismo, llamado Marcos Arámbula Durán. Él jamás se preocupó por llevar el ciclismo a Europa. En aquellos años sólo íbamos a Chile, Méjico o Venezuela.  A él sólo le importaba que no lo fueran a quitar de su cargo, así que todo lo manejaban políticamente y había que complacer a todos los departamentos, entonces llevaban un ciclista de aquí, otro de allí, otro de allá, sin mirar el verdadero estado físico o capacidades de los que llevaban y de quienes se quedaban. Todo era político; por conveniencias.

RSC: Nunca quiso ser técnico?
JDM: No, por una sencilla razón. Ya uno no tiene que responder por uno mismo sino responder por veinte. Y si algo sale mal, el que lleva las de perder es el pobre técnico. Nunca me llamó la atención.

RSC: Cómo es la vida actual de Juan de Dios Morales?
JDM: Tengo una marquetería (cuadro, vidrios y obras de arte). Y sigo practicando el ciclismo mínimo cuatro veces a la semana. Voy al Parque El Tunal o subo al kilómetros 16, conocido como Boquerón de Chipaque.

RSC: Goza de perfecta salud?
JDM: Quisiera poder decir que sí, pero mentiría. En  este momento tengo marcapasos, pero me siento bien, puedo practicar mi deporte sin dificultad.

RSC: Quisiera borrar algo de su memoria?
JDM: Sí. Quisiera borrar el triste recuerdo que tengo de cuando perdí la Vuelta al Táchira de 1974 de una manera absurda. Esa Vuelta la ganó Álvaro Pachón.

RSC: Algún recuerdo para volverlo perenne?
JDM: El recuerdo de haber sido joven. Quisiera volver a serlo para dedicarme al ciclismo nuevamente.

RSC: Qué corregiría?
JDM: Que si antes me dedicaba 100% ahora lo haría  1.000.000%