Usted está en:
Portada Internacional Ruta Atraco de Guante Blanco

      

Atraco de Guante Blanco PDF Imprimir E-mail
Escrito por José Enrique Cima Corresponsal en España (25 marzo 2011)   

Alberto Contador. Foto José Payome


La realidad supera a veces a la ficción, y las trampas  se ve que en el deporte cada vez afluyen más.

Me refiero al caso Contador cuando al principio la propia alta dirección de la UCI le reconoció a Contador que le creían en su contaminación alimentaria- carne comprada en Irún y de la que hizo luego un gran estudio- y que se aclararía bien todo.

Una mentira porque desde hace dos meses la UCI, por medio de su presidente Pat McQuaid, ya amenazaba veladamente que no sería bueno que corriese el Tour de Francia el español, y muchas más lindezas. Sin saber por qué cambió de actitud la UCI y sobre todo no explicar nada.


También la Federación Española de Ciclismo salía a defender a Contador y al final, tras hacer un estudio el Comité de Competición, donde el ciclista demostró con muchas pruebas que era una intoxicación alimenticia que avalaban los grandes científicos mundiales, se le propone un castigo de un año. Otra injusticia.


Está claro que los ciclistas no tienen en la UCI una Federación que les protege y orienta, todo lo contrario, cada vez reciben de ellos muchas insinuaciones de posibles positivos en los controles anti-dopaje que salen en los medios de comunicación, antes de hablar con los corredores.


Sin duda que los ciclistas y los directores deportivos son los primeros que deben hacer un plante para echar a gente que vive apoltronada en la UCI con grandes sueldos y dietas de viajes y al menos poner a protagonistas del ciclismo -ciclistas, técnicos y managers- para que luchen por un deporte limpio pero que también les protejan ante mentiras.


Es cierto que Contador cuando ganó el primer Tour de Francia cometió el error de ponerse al segundo día el maillot amarillo que le pertenecía ya al virtual ganador Rasmussen, a quien  echaron de carrera porque se decía que no estuvo en su día en Méjico como él había afirmado, y el español no se opuso claramente a tremendo atraco. Y cuando todo esto vale para quitar el triunfo en los despachos habiendo ganado justamente en el asfalto, cuando a uno luego le afecta, tampoco se le apoya o se le da la espalda.


Otra cosa es que la UCI (Unión Ciclista Internacional) o el AMA (Asociación Mundial Anti-dopaje) presenten pruebas claras de que Alberto Contador hizo alguna grave irregularidad, eso sí hay que castigar si se demuestra, y no que quieran enlodar todo el ciclismo porque ellos pelean por mantener o coger el hacer los controles anti-dopaje del ciclismo. En otros deportes ni les dejan entrar, pero en el ciclismo ven un botín de muchos millones de euros o dólares en miles de controles que se hacen a los corredores. Y ese es el pastel que le interesa a la UCI y el AMA y por eso cada poco lanzan mensajes envenenados a través de los medios de comunicación para crear sospechas entre el público en general sobre los deportistas de las dos ruedas.


Creo que con Contador se está haciendo una gran injusticia y seguro que se cambiará dentro de poco la reglamentación sobre el Clembuterol porque no es normal que una mil millonésima parte de ese producto, que no sirve para dar rendimiento en carrera, sea positivo. Algo pasó así con la Cafeína en su día, que por tomar unos pocos cafés se daba ya positivo en el control anti-dopaje. Hubo muchos ciclistas que lo pagaron caro, hasta que finalmente el control ahora es por cantidad encontrada para valorar de verdad si era para ganar mayor rendimiento físico o por degustar el café. Con el Clembuterol pasará lo mismo, pero de momento se cortan injustas cabezas.